miércoles, septiembre 26, 2012

Las ramas de los árboles en casa



Las manos
de una voz sagaz
levan un ancla

¿Hacia dónde van?
Tú preguntabas

Levité en su mirada
Me pidió otro cigarro
 nuestros guiños los labios
la serpiente sonrió 

No hay comentarios.: