jueves, mayo 03, 2012

En la casa de al lado hay un tesoro


Una cumbre que pensamos pronunciada
lentamente se desviste sin pudor  

En el campo de gigantes y molinos
Me alimento del néctar de la flor

Un dragón que transita atardeceres
Desvanece el filo de la hoz

Efusivo en el sino de Medea   
siempre vi tu belleza antes que vos 

No hay comentarios.: