martes, mayo 15, 2012

Diario de una ornitóloga amateur


Saldadas  las cautelas
en los pliegues de la fascinación de un eco
La euforia desbordada en los valles profundos
deshaciéndose en vientos para cubrir los picos
despiden  avalanchas que come un caracol

No hay comentarios.: