jueves, febrero 16, 2012

Un racimo de rosas de los vientos


Mandíbulas
los tigres de confeti
El simio se había mimetizado
rumiando hasta el cansancio a tus espaldas
las hojas más oscuras de tu diario

No hay comentarios.: