viernes, febrero 24, 2012

La noche de caballos marinos


Sigilosamente pasas en zancos con cencerros
Las ovejas de heno y sus pastores
Tu ombligo vomita aves
Una vez
 y otra ves lo que te digo
y predigo lo que no ves 

No hay comentarios.: