domingo, diciembre 08, 2013

Y de repente llovieron desterbrechadores



Lengua de nácar
La luna es caliente esta  noche

Tus muslos de plata
Torrentes de almíbar derroches

Sangre escarlata
Soñamos sin techos anoche

No hay comentarios.: