martes, abril 09, 2013

Leyendo las comisuras del cielo


El arbitrario horario
de las voces  del tiempo

Las caprichosas reglas
de un vaivén  pendular 
 
Las agujetas sueltas
de un descuido insistente

 Calcinaré los mapas
me entregaré a la mar
 

No hay comentarios.: