sábado, septiembre 03, 2011

La dieta de corazones de piña


El homenaje póstumo
al deseo con amnesia
Las sirenas cantando
su suerte en cualquier bus
Un silencio espeso
se posa a mi siniestra
Escupir con desprecio
arroja algo de luz


1 comentario:

perro.iluso dijo...

El acto propio
el póstumo.


Un saludo.