jueves, julio 07, 2011

Comiendo una nube enredada en sus dedos


Sueña Sonia

un grosero Zen

Improvisando

insomnios

de costumbres

habituadas

al repentismo

El fulgor del sol

ceremoniaranja

duerme

ociosamente

sobre la montaña

No hay comentarios.: