viernes, enero 04, 2008

Otro epílogo en presente perfecto¡¡


Cementerio de espejos
azules cristalinos
los tambores despiertan
inventando el sonido
despliegan sus memorias
que son y nunca
han sido

2 comentarios:

Mercedes dijo...

y eran sus ojos, y estaban vacíos, como a la espera de que por sopresa se volvieran caleidoscopios y que el sonido se ausentara porque la magia visual era suficiente.
Aún así, las memorias no poseen superficie, juegan eternamente a ser y a no ser.A sentarse en la cabeza, a taladrarte el corazon, a generar movimientos involuntarios comúnmente llamados "sonrisas" en los labios. lágrimas, vértigo y la permanente sensación de no estar porque el presente es un estado inexistente.
...un abrazo para los dos en este nuevo ciclo!

mar.de.Isaac dijo...

Medito sobre un caos que me podría revivir...

Un saludo desde este colonial encierro.