sábado, junio 17, 2006

Entre apotegmas y chelas ¡¡

De tanto empujar al fondo
al final este cede
garganta
mente
imanta
amante
mantis
no quiero verte en pintura
un desfile de actos inacabados
un diario
una guía televisiva
las urgencias son las mismas
Elisa
los susurros sin rumbo
a la usual ausente
la amnesia
expiaciones espías
segando umbrales
abominaciones
elipsis
pesadillas
brebajes
extrañamientos
pueblos abandonados
con mi secuaz al lado
no lamento nacer

1 comentario:

revéz dijo...

De tanto soplar el cielo se me rompió!
Ese día, pude haber descrito los asuntos más impersonales, pero siempre, con la caída de la aurora, aparecieron los más importantes: aquellos que la espera llora,
aquellos que el olvido recoje!
Aquellos que me duelen y me desgarran... ¿las urgencias? un susurro sería un poco más urgente, un abrazo, un espasmo de silencios imperfectos. Una llovizna en la esquina de mi abandono! Un beso