viernes, noviembre 01, 2013

Diarios de bicicleta




Con los ojos bien abiertos
Y los párpados cerrados

En todo envuelves tus ecos
Y en todos te vuelves ecos  

Los motivos infinitos
del inefable fractal

Pones a secar las cuerdas
empapadas en nepente
sobre el ondulante lomo
de la primera serpiente

Los perfumes del silencio
Barajando paradigmas
Cocinas a fuego lento 
El olor de los enigmas 

1 comentario:

Elisa dijo...

wachintong!! q bueno
salud desde mi barca!!