jueves, octubre 24, 2013

En un extremo del fin del mundo


Embebido en bardos de cristal y noche
escribes con viento tus adivinanzas

Bienvines el vino que pare la luna    
Libélula el tiempo  
Te inventas palabras

Variopintas venias de la buena estrella
En las sombras plantas bienaventuranzas

Bebes la simiente
 que habita tu sangre

Cosechas tus frutos
Cenas alabanzas

No hay comentarios.: