miércoles, marzo 28, 2012

Caminando en el prado mojado


Pendula en tus resquicios
el lívido esplendor de tus arcanos

Ligera de ligueros
ondulas  lumbres
en prodigiosos partos  

El almíbar de tu médula henchida
arrasa el imperio del anzuelo perverso
y revela lo ignoto  del vuelo 

No hay comentarios.: