viernes, octubre 07, 2011

Cuando las piedras hablan


De repente mi copa de nepente
resolviendo los enigmas  de tu niña
Ilumino el ático en tu  luna
libo néctares de tus labios henchidos
  Donde quiera que  lanzo mi atarraya
donde quiera que  suelto los estribos
una estrella de fuego me acompaña
una sílfide me envuelve en torbellinos  

2 comentarios:

Mechanitis dijo...

Moving the skin out

metafora zero dijo...

Actually,letting our best self do the talking....