jueves, septiembre 02, 2010

El viento perfumado en las mañanas de la quince


Las moscas

en su horrible cotilleo

El sonajero

descansa su resaca

desmayado en la siesta

La diplomacia

del desentendimiento

A la huelga de los sebos

la toma por sorpresa

la gradería desierta


3 comentarios:

perro.iluso dijo...

Veo el estallido... todo se transforma en silencio.




Un saludo.

Spermafloris Pildora dijo...

las moscas no me gustan , me las imagino grandes y pienso que te van a chupar .me como una dona.
la diplomacia tampoco me gusta.

Spermafloris Pildora dijo...

besos y abrazos!!! con rayos y lluvia y dona de arequipe!!!