martes, agosto 24, 2010

Sin puntos sobre la íes


Tu inalterable mapa

marchitó la rosa de los vientos

La veleta herrumbrada

se salió de su eje

Tu sordina

cegó a las golondrinas

Tu soberbia

anticipó tu muerte


1 comentario:

perro.iluso dijo...

Un anuncio de la asegurada niebla.



Un saludo.