martes, mayo 22, 2007

Las hélices, los setos, la penumbra ¡¡

devanarse los sesos
sin reposo
las pezuñas
palpitando en la garita
una torre de copas
y los gritos
murmullando aprensiones
sombras chinas
sosteniendo un huevo
entre las cejas
que resbala hacia dentro
sin licencias
gestación perezosa
no da espera
suelta amarras
la voz recién parida
nuestras cuencas
los ojos
las desbordan
no es preciso
un cocktail
de bienvenida

3 comentarios:

Mar de Isaac dijo...

Entonces a dar los pasos que se esperan.





Pronto vuelvo...

Mercedes dijo...

eso me sono al estres cotidiano jejej (cruzo los dedos porque no haya sido eso lo que te paso por la mente)
jaja
un abrazo enorme mau!

X dijo...

yo tomo coctel de sangre con pitillos de arterias, rico eso ,,,,


mua mua ,,, ando por fin!!!!!!!!!!!!!