lunes, diciembre 11, 2006

El dilema de un eco de una boca callada ¡¡


Hasta la vista
vox populi
muñeco de vetrílocuo
la canasta de tu cicla está vacía
sucudiendo el abismo
en el tapete de entrada
un crucero en el zoológico
galleta grillete
el tiquete y las barras
en la pileta no hay tormentas
llega Elisa
el baile del incienso
su cabeza en mi almohada
¿Y mis tirantas?
No es cuestión de fuerza
o de cuestión

1 comentario:

Mechanitis dijo...

Sin fuerza ni cuestion!!!
Que bueno, asi deben ser las cosas