miércoles, mayo 25, 2005

a mirror can be the sunset¡¡

Cuando cierro los ojos,
también los abro y le doy la vuelta al sueño
Alicia, por supuesto, está más desconcertada que la primera vez...

1 comentario:

revéz dijo...

Narciso quiso mirarse al espejo, pero la flor le ganó la vuelta... Dalí hizo un esperpento perfecto, lleno de silencios. Alicia no quería ir al país de las maravillas pero quiso saber también qué había al otro lado de tus palabras equidistantes!